El costo de una mala contratación

contratacion

Compartir post:

El costo de una mala contratación

contratacion

Compartir post:

Es inevitable que los empleadores busquen contratar trabajadores para garantizar que las empresas funcionen de forma eficiente. Sin embargo, la mayoría de veces, no se toman el tiempo para realizar un buen proceso de contratación y esto presenta grandes riesgos.

Sin bien es cierto que existen métodos baratos y fáciles para solventar este tipo de problemas, cuando un empleador realiza una mala contratación, los daños pueden generar grandes costos a la empresa. En este artículo analizaremos estos costos.

 

Costos financieros generales

Una cifra estimada de los costos de una mala contratación es alrededor del 30% de las ganancias esperadas del primer año del empleado, basándose en que se necesita tiempo y dinero para contratar y luego incorporar nuevos trabajadores.

El proceso de contratación puede incluir la revisión de currículums, realizar entrevistas y tener discusiones internas con el equipo para poder tomar una decisión sobre qué candidato o candidatos deben ser contratados. Este puede ser un proceso largo y complicado. El tiempo de incorporación y adaptación del trabajador suele demorar un par de semanas por que este debe firmar varios documentos, leer las políticas de la empresa y, familiarizarse con el sistema de la empresa para poder empezar a trabajar.

Una vez que el proceso de incorporación y adaptación se ha completado y el nuevo trabajador haya empezado a trabajar, es probable que tome algún tiempo antes que la gerencia se de cuenta que el nuevo trabajador contratado no encaja en la empresa de alguna u otra forma. Mientras tanto, este seguirá cobrando un sueldo y haciendo que la empresa pierda tiempo.

Una vez despedida a la persona, el proceso de contratación e incorporación inicia de nuevo, lo que requiere tiempo y otros recursos. Este puede ser un ciclo dañino, no solo financieramente, si no también puede afectar otros ámbitos.

 

Algunas formas en que las malas contrataciones pueden afectar tu negocio

Costos de capacitación: cuando contrata a alguien nuevo, debe invertir tiempo y dinero en capacitarlos. Si la persona encaja mal, terminará desperdiciando recursos en capacitación que finalmente no será útil.

Productividad reducida: es posible que una mala contratación no pueda completar las tareas de manera tan rápida o efectiva como otros empleados. Esto puede provocar el incumplimiento de los plazos, la reducción de la calidad y la disminución general de la productividad.

Daño a la cultura de la empresa: una mala contratación puede bajar la moral y causar tensión entre los miembros del equipo. Esto puede crear un ambiente de trabajo tóxico que puede ser difícil de superar.

Costos de rotación: si una mala contratación no funciona, deberá comenzar el proceso de contratación nuevamente. Esto significa más tiempo y dinero gastado en reclutar, entrevistar y capacitar a un nuevo empleado.

Pérdidas financieras: todos los factores anteriores pueden sumar graves pérdidas financieras para su negocio. De hecho, según un estudio de la Society for Human Resource Management (SHRM), el costo de una mala contratación puede oscilar entre el 50 y el 60 % del salario anual del empleado.

Contratación negligente

Una de las potenciales razones para despedir a un trabajador es que ocurra algún incidente dentro del lugar de trabajo que cause daño a otro trabajador. Se ha estimado que dos millones de personas son víctimas de violencia en el lugar de trabajo cada año. Si el trabajador daña a otra persona (dentro del ámbito del trabajo) y tenía un historial violento, la empresa puede ser demandada y declarada responsable por contratación negligente. Una demanda de este tipo, puede ser muy costosa para un empleador.

 

Otros costos

Una mala contratación puede tener un impacto negativo en el ambiente laboral de la empresa y derribar la moral y la productividad de los miembros del equipo. Si el impacto negativo es lo suficientemente importante, miembros clave del equipo pueden buscar nuevas oportunidades en otros lugares. La disminución de la productividad y/o la pérdida de estos miembros clave, ciertamente tienen un impacto financiero negativo.

La reputación de la empresa también puede verse afectada de varias maneras, ya que cualquier tipo de actividad delictiva que ocurra en el lugar de trabajo invita a la mala fama, lo que abre a la posibilidad de que los clientes se vayan y una mayor dificultad para contratar talentos de alto nivel.

 

¿Cómo evitar malas contrataciones?

Ahora que comprendes el impacto de una mala contratación, veamos algunas formas de evitarlo. Estos son algunos consejos para asegurarte de que estás contratando a las personas adecuadas:

Define el rol: antes de comenzar el proceso de contratación, asegúrate de tener una comprensión clara de lo que implica el trabajo. Esto te ayudará a identificar las habilidades y calificaciones necesarias para el puesto.

Aplica entrevistas de comportamiento: las entrevistas de comportamiento son una excelente manera de tener una idea de cómo se desempeñará un candidato en el puesto. Al hacer preguntas que requieran que el candidato brinde ejemplos de cómo manejó situaciones similares en el pasado, puede tener una idea de sus habilidades y enfoque de trabajo.

Verifica las referencias: siempre verifica las referencias de un candidato. Esto puede ayudarte a verificar sus habilidades y calificaciones, así como a tener una idea de su estilo de trabajo y personalidad.

Usa evaluaciones de habilidades: según el rol, es posible que desees usar evaluaciones de habilidades para probar las habilidades de un candidato. Esta puede ser una excelente manera de garantizar que la persona tenga las habilidades necesarias para hacer el trabajo.

Concéntrate en el ajuste cultural: un mal ajuste cultural puede ser tan dañino como la falta de habilidades. Asegúrate de evaluar si los valores y el estilo de trabajo del candidato se alinean con los de tu equipo y empresa.

 

¿Qué hacer si has hecho una mala contratación?

Incluso con las mejores prácticas de contratación, es posible terminar con una mala contratación. Si esto sucede, aquí hay algunos pasos que puedes seguir:

Aborda el problema rápidamente: no dejes que una mala contratación se prolongue. Si has identificado el problema, actúa lo antes posible.

Proporciona retroalimentación: asegúrate de proporcionar comentarios claros y constructivos al empleado. Esto puede ayudarlo a mejorar, y ajustar su rendimiento a lo largo de los meses subsecuentes.

Si una empresa realiza una mala contratación, debe abordar la situación lo antes posible brindando al empleado comentarios y capacitación para ayudarlo a mejorar. Si el empleado no puede mejorar, puede ser necesario terminar su empleo.

 

¿Cómo evitar estos costos?

Estos costos pudieron haberse evitado, o al menos disminuido, mediante una buena diligencia al momento de contratar. Todos los nuevos empleados deben estar sujetos a una verificación de antecedentes antes de cualquier contratación oficial para proteger a la empresa de daños futuros.

Emptor puede proporcionar a las empresas verificaciones de antecedentes rápidas y confiables para que pueda estar seguro de que está contratando a las personas correctas para los puestos de trabajo.

Te invitamos a agendar un demo sin costo para conocer como Emptor puede eficientar tus procesos de contratación para que trabajes con personas en quien puedes confiar.

Agenda un demo 2023